Flores

Sus Testimonios

Algunas de mis clientas quisieron compartir con vosotras su experiencia en las Sesiones de BioNeuroEmoción.

Ángela

De Asturias

Cuando encontré a Patricia, a través de una amiga que me la recomendó, yo estaba pasando un momento de crisis emocional y me pareció que podía ayudarme, y así fue. En la sesión me sentí muy cómoda, como si ya conociese a Patricia de antes.

En la sesión fue como si me quitase una venda de los ojos y a partir de ese momento cambiase mi percepción de mi, de mis circunstancias y de mi visión de lo que rodea respecto al tema que traté. Ahora me conozco más a mi misma, me entiendo y me respeto más.

Recomiendo las sesiones con Patricia, yo ya hice tres sesiones con ella y seguro habrá más. Es un cielo de persona, sabia, con mucha paciencia y empatía y al mismo tiempo, con un gran sentido del humor.

Mariña

De Santiago

Estaba interesada en hacer una sesión de BioNeuroEmoción®, pues al dedicarme a la psicología, estoy en constante actualización.

Con Patricia me sentí desde el primer minuto completamente acompañada. Su mirada, su voz, su manera de expresarse, hacen que llegues a pensar que está físicamente contigo. Llevo muchos años de búsqueda y terapias y Patricia me ha sorprendido por su gran capacidad de conectarse.

En la sesión he tenido tomas de conciencia muy potentes, me ha ayudado para ser consciente de la raíz del asunto. Ahora me siento más libre que antes y eso es algo que llevaba tiempo trabajando y no llegaba a alcanzar.

Recomiendo sin duda una sesión con Patri, por su empatía, su gran escucha, su saber acompañar y porque sus sesiones son toda una experiencia transformadora.

Nicole

De Holanda

En la sesión me sentí muy bien, hubo muchísima conexión desde el 1º momento. Durante el análisis que ella hizo del tema que tratamos, noté que iba profundizando cada vez más en los motivos de mi malestar. De repente, dio un giro total al asunto, al dar su visión de lo que había ocurrido. Fue una sorpresa tan grande que vi gran parte de mi vida con otros ojos. Yo me había montado una historia en la cabeza de cómo eran las cosas, sin embargo ella me hizo ver que todo esa historia era una pura interpretación mía. No estaba basada en hechos reales, era una versión mía de la realidad. Me hizo ver que si abrimos la mente se puede ver la misma vida desde otra perspectiva, desde un ángulo distinto y se desmonta la película de nuestra vida que nos habíamos creído como la verdad. Esa verdad me había hecho sufrir y me había hecho sentir inferior. La nueva visión no era tan negativa, era mucho más amable y real. 
 El resultado de la sesión fue revelador. Una nueva mirada me liberó de la creencia tan arraigada que trabajamos. Esa creencia me bloqueaba en mucho. A partir de esa sesión siento que esa creencia ya no tiene peso, desapareció en el mismo instante, porque comprendí la interpretación engañosa de mi mente. Me siento más ligera, más despreocupada y noto que no me justifico ya. Han ocurrido varias cosas después que me han demostrado que el efecto es duradero. Reacciono de manera distinta en situaciones y no me quedo enganchada a pensamientos negativos sobre mi forma de actuar. Eso es un gran avance. Mis dolores físicos han desaparecido e incluso he podido conseguir un reto que durante mucho tiempo tenía pero no me atrevía (hacer el Camino de Santiago!)
 Sin duda alguna recomiendo una sesión con Patricia. Si no quieres que nada cambie en tu vida no la hagas. Pero si quieres que alguien te saque de tu zona de confort sin paños calientes, apúntate ya a una cita con ella. Dentro de su actitud llena de empatía y dulzura, te muestra que no hay tiempo que perder. Nuestra vida es demasiado corta para seguir engañándonos con películas inventadas. La vida es mucho más interesante y pesa menos si entendemos qué pasó realmente y vemos nuestra parte de responsabilidad. En vez de culpar fuera, Patri te lleva a tu interior para que veas cuándo empezaste a sentirte víctima, culpable, inferior, triste, etc. Ese papel se termina cuando te haces consciente con la ayuda de una gran profesional como es Patricia.
 A por ello, a coger las riendas de tu vida sin esperar ni un segundo más!

Nuk

De Francia

Para mi, la sesión fue como un viaje, cargado de emoción y sensaciones nuevas. Fue muy intenso, pero a la vez me sentí en seguridad en todo momento, acompañada. A pesar de que durante la sesión saqué a relucir viejos fantasmas, no tuve miedo de aquello que estaba haciendo, me sentí receptiva a la consulta y estoy convencida de que fue gracias al trabajo de Patricia.

Yo llevaba muchos años repitiendo un patrón que he conseguido cambiar. Siento que después de realizar la sesión muchas cosas se han ido “recolocando” para que pudiese cambiar ese patrón que me condicionaba y no me dejaba avanzar. Desde las sesiones, le he dado un giro de 180º a mi vida y me siento mucho mejor. Ahora soy yo quien decido mi futuro.

Os recomiendo las sesiones con Patricia, su paciencia y empatía, así como la bondad y sabiduría que transmite, la hacen excepcional a la hora de dirigir una sesión de BioNeuroEmoción®.

Alba

De Las Palmas

En mi primera sesión con Patri me sentí muy cómoda en todo momento, incluso cuando te revuelve y da un giro a tu historia para verla desde otro prisma. Me aportó mucha confianza y seguridad. Ella es muy intuitiva y te guía perfectamente en el camino.

Mi consulta fue acerca de una lesión y tomé conciencia de para qué la estaba padeciendo, y mucha más información. Mejoré notablemente la lesión. Increíble, en una sola consulta!.

La recomiendo mucho, de hecho yo misma sigo haciendo sesiones con Patricia, para seguir tomando consciencia, seguir conociéndome y  sentirme más libre. 

Gracias Patricia, lo que consigues en tus sesiones es de un valor incalculable.

Alejandra

De Madrid

Me recomendó mi hermana que probase una sesión con Patricia porque a ella la está ayudando mucho y me habló maravillas de su trabajo. 
Durante la sesión me sentí muy cómoda en expresar cómo me sentía, fui poco a poco descubriendo el por qué de ciertas situaciones y dándome cuenta de que mi mente y la percepción que yo tenía, estaban siendo las causantes de todo y no lo de fuera.
Me sentí entendida, no juzgada y con otra visión totalmente diferente a como empecé.
Ahora me siento más consciente, con ganas de descubrir mi inconsciente para poder cambiar mi realidad. Y es que cuando haces consciente tu inconsciente empiezas a darte cuenta que no eres una víctima de tus circunstancias y que puedes cambiar el cómo enfrentarse a las situaciones de la vida y ganar más seguridad en ti misma, viviendo más plena y más feliz. 
Recomiendo una sesión de BioNeuroEmoción® con Patricia, porque te coge de la mano y te hace entender que tu cerebro está programado a nivel inconsciente y que lo que te sucede es fruto de tu sistema de creencias. Te hace llegar por ti misma al entendimiento, con mucho cariño, dulzura y sin juzgarte. Con ella, vas caminando por un sendero de emociones en los que te hace abrir los ojos y llegar al punto de partida para que puedas trabajar en ello. Muy recomendable.  
Gracias.

Cristina

De A Coruña

Llegué a Patricia porque me la recomendó encarecidamente una de mis mejores amigas.

En las sesiones me sentí cómoda y cuidada. En ellas conseguí ver las cosas desde otra perspectiva, sin recrearnos en la herida, ni echar culpas fuera.

Hacerme responsable de mi propia existencia, creo que es empoderador. Me dio bastante claridad frente a temas importantes de mi vida. Es muy útil ver las cosas desde otro lugar, con perspectiva, y no caer en la queja o en bucles mentales. 

Patricia sabe acompañar muy bien, desde la comprensión, el respeto y una actitud cariñosa.

Gracias Patricia, por la claridad y tranquilidad que he podido adquirir tras las sesiones.

Andrea

De Mallorca

La sesión fue por videollamada y pensé que iba a estar incómoda hablando de cosas personales a través de una cámara, sin embargo me sorprendió lo cómoda que me sentí desde el principio.

En la sesión recordé momentos de mi vida que había olvidado, viví algún momento emocionante, por darme cuenta de patrones que repetía sin saberlo. Fue como si se pusieran en orden algunas cosas, solo con tomar consciencia.

Gracias a la sesión con Patricia, ahora soy capaz de ver patrones que repito, pudiendo anticiparme para no repetirlos, así que estoy muy contenta. Me siento más segura de mi misma, ya que me di cuenta de que no tengo la culpa de situaciones que viví en el pasado y eso es liberador.

Recomiendo las sesiones con Patricia encarecidamente, pues es muy profesional y cercana. Un antes y un después en mi vida.

Andrea

De Munich

Me recomendaron a Patricia y desde el principio me gustó su apertura, honestidad y humildad. Durante la sesión me sentí acompañada y escuchada sin ser juzgada, lo que permitía que me sintiese libre para explicar todo aquello que estaba pasando en mi vida.

El mayor resultado que me llevo es comprender que soy libre y que las ataduras que sentía eran una ilusión generada por la falta de no cuestionar me esas creencias, pues habían estado siempre ahí. El efecto fuerte fue al día siguiente, pues me sentí pletórica, llena de energía y en paz.

Recomiendo 100% una sesión con Patricia por su cercanía y profesionalidad a la hora de conectar y enfocar la sesión.

En general, las sesiones son tan buenas como la persona que las da, y en este caso, se nota que Patricia está muy trabajada por dentro. De ésta forma ella es capaz de brindar un espacio lleno de amor, comprensión y dulzura, pero con estructura para llegar a la raíz del problema y desenredarlo, trayendo mucha claridad.

Gracias Patricia por hacer las sesiones tan mágicas y poner tu corazón en ello.

Teresa

De Londres

Creo firmemente en el poder de uno mismo, nuestros pensamientos y emociones y cómo en la vida no existen las casualidades, la misma vida me regaló formar parte de un grupo de trabajo con Patricia. Tras nuestra brutal conexión inicial, en cuanto me dijo que ella era profesional de la Bio, no dudé un momento en pedirle un hueco en su agenda. Frente a mí estaba la oportunidad que llevaba tiempo buscando.

La sesión con Patricia me ha ayudado a reconocer mis temores, a asumirlos y aceptarlos y a enfrentarme a ellos desde lo mas profundo de su esencia, con amor, valentía y claridad. Me ha ayudado a comprender muchos de mis para qués y me ha dado las claves para seguir adelante con fuerza. Patricia te da las claves, pero el compromiso y el ejercicio de después depende de ti. Te acompaña a que logres tus objetivos más profundos y vitales. Me siento mucho más comprometida conmigo misma y cada vez más en paz con mi más profunda esencia. Con mi Ser. Tengo hasta la sensación de que tengo más energía. Pienso que es fundamental conocerse a uno mismo.

Patricia a través de la BioNeuroEmoción® te hace de guía, de canal para que puedas conseguirlo, por eso recomendaría a todo el mundo una sesión con ella. Su escucha es activa, plena y conecta con tus emociones de una forma que uno mismo a veces no sabe hacerlo. Te abre la puerta hacia una relación con nuestro yo más profundo que cambiará tu vida para siempre.

Sandra

De Salamanca

Conocía la BioNeuroEmoción® y me parecía interesante indagar en mi proceso físico a través de la emoción.

Patricia me ayudó a ver tendencias y patrones que me mantenían en un estado de enfermedad del que poco a poco salgo y soy más consciente.

Me he sentido muy cómoda, ha sido incluso divertido e inspirador. La recomiendo cien por cien.

Oneka

De Bilbao

Al principio de la sesión me costó un poco, ya que te adentras en tus sentimientos y emociones, pero Patricia me acompañó con mucho cariño y eso me dio la confianza necesaria para soltarme y seguir adelante.

La sesión me dio el impulso y la fuerza para trabajarme y conocerme a mí misma. No tengo palabras para describir la sesión. Fue como despertar de un sueño, de una hipnosis en la que llevaba toda la vida.

Recomiendo a Patricia porque está muy bien formada, tiene mucha experiencia y te transmite mucha calma y confianza como acompañante.

Si buscas una solución para tus problemas y sientes que quieres un cambio en tu vida, te animo a que hagas una sesión con ella, marcará un antes y un después en ti, te abrirá nuevas perspectivas en tu forma de ver las cosas y adquirirás el coraje necesario para seguir curándote y queriéndote.

Alba

De Ciudad Real

Al poco tiempo de empezar la consulta ya me sentía a gusto y capaz de expresarme con libertad, como si estuviera con una amiga de toda la vida. Hasta fui capaz de expresar sentimientos que nunca había soltado.

La sesión consiguió abrirme los ojos, en muchos aspectos yo estaba dormida. Después de la sesión dejé a un lado el victimismo y me sentí fuerte. En mi vida ha cambiado mi forma de verme, aún en muchas situaciones recuerdo palabras que Patricia me dijo, que me ayudan a entender las cosas de forma diferente en mi día a día, viendo situaciones con asertividad y cariño hacia mi misma.

Estoy segura de que cualquier persona que asista a esta consulta, sacará mucho provecho, es un viaje a veces duro pues tienes que enfrentarte a lo que quieres superar, pero hacerlo con personas como Patricia, merece mucho la pena, con ella es como estar en casa. Recuerdo con mucho cariño la sesión.

Sandra

De Sevilla

Antes de hacer una sesión de BioNeuroEmoción® con Patricia, había probado muchísimas cosas, llevo ya mucho recorrido y todo aporta, pero he de reconocer que Patricia ha aportado mucha claridad y ha dado en un punto clave que está detrás de mi enfermedad digestiva y que antes de ella no había visto.

Durante la sesión me sentí muy bien, aunque hubo momentos impactantes y algo duros, pero ahí es donde está la cuestión, Patricia llegó hasta la clave. He conseguido claridad y luz en mis patrones y formas de actuar. Me siento como si hubiese despertado de un letargo. Ha cambiado, sobre todo, mi percepción de la vida y mi paradigma. Creo que ya no será nunca como antes, lo cual influye en mi emoción y lo hará en mi sintomatología.

Cuando recomiendo las sesiones de Patricia, les digo: ¿estás dispuesta a cambiar de paradigma y cambiar tu vida?, ¿estás dispuesta a que te ayuden a encontrar las respuestas que llevas años buscando?

Gracias Patricia, por tu ayuda, pero sobre todo, de la forma en que lo has hecho.